fbpx

10 Errores Más Comunes En Repostería

En la repostería como en cualquier otra profesión, hay que seguir algunos pasos para poder conseguir resultado buenos y constantes. Es muy común que una receta nos quede bien a la primera y cuando queremos reproducirla nunca sale igual. Esto muchas veces se debe a que no tomamos en cuenta muchos factores que pueden modificar nuestro resultado.

En esta pequeña lista, te damos algunas ideas de los errores que se comenten en repostería.

10 Errores Más Comunes En Repostería

10 errores mas comunes en resposteri

  1. No medir ni pesar con exactitud

La mayoría de la veces se pesa o mide con tazas o cucharas, y así nunca es exacta, y por eso los resultados nunca serán iguales. En repostería la física y la química tiene mucha importancia para el resultado final.

  1. Utilizar huevos y grasas muy fríos o sacados de nevera

Estos ingredientes siempre ( salvo algunas excepciones) siempre tienen que estar a temperatura ambiente, para casi todas las recetas es necesario emulsionar mezclando las mantequillas con algún elemento liquido, para que esa mantequilla atrape aire y pueda crecer de volumen. En el caso de los huevos, las claras de huevo cuando no están a temperatura ambiente, no montan bien y es más difícil que aumente el volumen, esponjosidad ni ligeresa en las preparaciones.

  1. Amasado en exceso de masas activando el gluten

Cuando se activa el gluten, lo que sucede es que la masa adquiere mucha elasticidad, es mas difícil poder trabajar una masa en esas condiciones. Es por eso que hay que amasar lo justo para poder obtener una masa manejable

  1. Batir las claras de huevo a mucha velocidad

Con tanta velocidad las claras generan burbujas de aire muy grandes, luego es muy difícil integrar ese merengue con otros materiales ya que hay que batir o mezclar y el resultado final es que el merengue termina batido.

  1. Utilizar bandejas o moldes muy gruesos

Si la base donde ponemos nuestras masa para ser horneadas en una placa que absorba mucho calor y se calienta en exceso, las partes bajas de nuestras preparaciones, sobre todo si son masas finas o de galletas, se queman muy rápido y pueden llegar a estropearnos nuestras tartas o galletas.

  1. Hornos muy calientes

Los hornos domésticos, la mayoría no son exactos y generalmente calientan más de lo que indica, siempre es bueno verificar esa temperatura con un termómetro externo, si no es posible, lo mejor sería bajar 10 grados a lo que indica la receta.

  1. Abrir la puerta del horno antes de tiempo

Hay que tener en cuenta que, solo podemos abrir la puerta del horno cuando veamos que hay una corteza suficiente para que no se baje, también es importante señalar que, si vamos a pinchar el bizcocho con un palillo, hay que hacerlo rápido y nunca de forma vertical, más bien un poco inclinado, esto para evitar que nuestro bizcocho se nos baje.

  1. Poner las bandejas en el horno muy altas

El calor tiende a subir, arriba cerca del techo del horno habrá mucha concentración de calor y es por eso que si tenemos un horno con calor arriba y abajo, una vez que veamos que el bizcocho está casi listo, hay que apagar la resistencia de arriba y dejar que termine la cocción.

  1. Uso de gelatinas inadecuadas. Menos fuertes

Todas las recetas de pastelería se refieren a gelatina de 200 blum de fuerza, también conocida como gelatina de calidad ORO, si utilizas una gelatina con menos fuerza, lo más probable es que las preparaciones no gelifiquen bien y el resultado no sea el esperado.

  1. Cambiar el porcentaje de chocolate de las recetas

Cuando cambiamos los chocolates con mayor o menor porcentaje, lo que estamos haciendo es cambiando el resultado de nuestra preparación, esto hay que tenerlo en cuenta para que nuestras recetas siempre salgan iguales.

Si tienes alguna pregunta no dudes en contactarnos desde nuestro formulario de contacto pulsando AQUI

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.